Women For Tech

Consuelo Cáceres Lozano, mentora en EAE Business School, un ejemplo de liderazgo.

La importancia de referentes femeninas en el emprendimiento es esencial para lograr una mayor representación en el sector. Contar con testimonios de referencias puede ser de gran ayuda para aquellas mujeres que necesitan un primer “empujón” para empezar a hacer realidad ese proyecto en el que tanto creen.

Hoy os presentamos a Consuelo Cáceres Lozano. Ella es responsable de Calidad en la Fundación Finnova y colaboradora de “Womenfortech”, trabajo que compagina con su actividad como Mentora en la EAE Business School, donde mentoriza a alumnos y alumnas de los diferentes Masters de la Escuela en el desarrollo de sus objetivos profesionales incluidos el Emprendimiento y el potenciar sus perfiles profesionales para mejorar su empleabilidad. También recientemente ha extendido su actividad como mentora a su Alma Mater en Colombia, la Universidad de Los Andes, donde también mentoriza a futuros egresados de diferentes carreras.  Además, también se dedica a la asesoría para pequeñas y medianas empresas en el uso de las tecnologías de la información.

Consuelo estudió Ingeniería Informática y se especializó en sistemas de información la organización y posteriormente realizó un MBA. Tiene experiencia en gerencia de proyectos y tecnologías de información en los sectores de turismo, minería, financiero, telecomunicaciones y sanitario. También ha trabajado con startups para la captación de fondos públicos y privados y en la internacionalización en LATAM, así como el uso de metodologías ágiles de gestión. Es esposa y madre de 2 niños.

¿Pero por qué una ingeniera informática decide formarse en administración de empresas? ¿Crees que es importante tener, aunque sea pequeña, formación en administración y gestión de empresas?

  • A lo largo de mi vida siempre he considerado importante la formación integral, es por esto que desde el pregrado hice opciones en Administración y Antropología, ramas del conocimiento que a la hora de mi empleabilidad me aportaron un valor diferencial entre mis compañeros en los procesos de selección. Ya más adelante en mi carrera profesional, la gestión de proyectos me llevó a querer complementar mi conocimiento con un Master en Gestión de Empresas, que me ha aportado una visión transversal en todas las áreas de las Organizaciones.

¿Qué dificultades crees que existen en la actualidad para aquellas personas que deciden montar un negocio?

  • Aquellas personas que deciden tener la valentía de creer en una idea de negocio pueden encontrar dificultades económicas (en particular la de financiación por ejemplo), de formación e incluso dificultades de apoyo en su mismo entorno que están más acostumbrados a los trabajos por cuenta ajena, que al riesgo que implica emprender.

¿Crees que el hecho de ser mujer ha condicionado o condiciona tu trabajo en un puesto de liderazgo como el que tienes en la actualidad?

  • Considero que el ser mujer aporta positivamente a mi desempeño profesional, ya que lo nutre con características que he desarrollado a lo largo de mi vida y de las experiencias que he tenido; algunas de ellas como la atención al detalle, la organización y el control son facetas que he potenciado siendo Madre. Ciertamente no tengo la movilidad geográfica que tenía antes de formar mi nueva Familia, pero busco aportar desde lo que sí está a mi alcance en cada momento de vida en el que me encuentro.

En los procesos de mentoring que llevas a cabo en la Escuela de Negocios, ¿encuentras muchas diferencias entre la mentalidad a la hora de emprender entre hombres y mujeres?

  • En los procesos de Mentoring encuentro que a la hora de emprender depende más del momento vital que esté experimentando la persona, que algo ligado al género de la misma. He tenido mujeres arriesgadas y hombres conservadores porque estaban comprometidos con ser los proveedores de sus hogares.

¿Cómo crees que tu trabajo en “Womenfortech” puede inspirar y servir de apoyo a mujeres emprendedoras?

  • Estoy convencida que puedo ser una facilitadora en el camino que mujeres emprendedoras quieran trasegar, ya sea como referente con mi experiencia, como aportando mi red de contactos que no solo se limita a Europa, sino a LATAM. Adicionalmente mi experiencia intercultural puede ser un plus para dar visiones más holísticas de las ideas de negocio que puedan tener las emprendedoras.

Para terminar, ¿qué consejos darías para animar a aquellas mujeres que quieren emprender, pero no terminan de dar el paso?

  • Creer que se puede, que hay que buscar las oportunidades de financiación y el conocimiento que les sea necesario, rodearse de personas que habiliten esas ideas de negocio, utilizar metodologías agiles para probar el producto o servicios que quieren desarrollar, explorar el mercado, atreverse.